RM

El Real Madrid toco el cielo en Lisboa con una plantilla espléndida y un partido que sin duda pasaba a la historia; habían conseguido la ansiada décima y el equipo tenia una pinta estupenda con unos jugadores unidos y de lujo.  Eran los campeones y solo requerían de unos pequeños refuerzos para poder brillar unos 3 o 4 años mas, al menos eso pensaba todo madridista.

Es obvio que el equipo no esta completamente destruido, pero los síntomas son muy malos.  Parece que con la décima el Real Madrid ha perdido esas ganas de jugar, esas ansias de ganar.  Si es que pasaba algo malo en el equipo o no se ganó una copa, la décima siempre servía de excusa entre los jugadores y madridistas que esperaban ya tiempos mejores.

El Madrid después de la décima ya daba síntomas de tener ciertas carencias como el control del balón, la alineación ideal, problemas físicos y la falta de tácticas en el juego.

Mucha gente dice que en el partido contra el Atlético del Sábado al Madrid le faltó concentración y motivación, pero que mas motivación se necesita al estar en tu estadio con tu gente y rodeado de miles de espectadores?  Benzema estuvo perdido no solo en ataque sino también en la marca y esto originó el primer tanto.  Cristiano tuvo que tirarse el equipo a la espalda pero no pudo hacer mucho mas que fabricarse el solo el penal.  James aun sigue sin deslumbrar ni encontrar su posición en la plantilla y casi nunca quita bola.  Bale como siempre un poco desordenado y rápido, pero sus amagues son los mismos y la defensa del Atlético supo como frenarlo.  Kross y Modric esta vez tuvieron que quedarse mucho mas atrás sin poder aportar mucho en ataque ni lograr combinar con el colombiano y por eso los pelotazos de lejos; falta de ideas.  Y que decir de Casillas, un portero desconsolado y triste que ha perdido la confianza en si mismo y no merece la titularidad en el equipo ya que sigue cometiendo los mismos errores en area chica.  Ancelotti parece no darse cuenta que tiene de titular al peor portero del mundial y de suplente al mejor (Keylor Návas).

Hablar y culpar a los que se han ido como DiMaria y Xavi Alonso es cosa del pasado.  Creo que todo madridista debe pensar que los de ahora son los que están y estos jugadores son parte de los mejores del mundo.  El Sábado el Atlético le mostró al Real Madrid como se juega un partido, con garra, con ganas. Hay que destacar que el Madrid de Mourinho tuvo que utilizar sus mejores armas para poder ganarle al mejor Barça de la historia, y así fue.  Parece que el Real Madrid ha olvidado ya como luchar en la cancha, como utilizar todos los recursos para conseguir la victoria ya que esta plantilla de lujo puede dar mucho mas si es que hay mentalidad ganadora y ganas de pelear, no de acomodarse.

Felicidades Atletico de Madrid.

Advertisements